Convocatoria nacional: ¡Por un 8 de marzo de lucha y en las calles!

Wiphala Rebelde reproduce la convocatoria nacional firmada por más de 45 organizaciones organizaciones y colectivos por un 8 de marzo, de lucha y en las calles:

Mujeres de diferentes organizaciones, colectivos y activistas independientes de toda Bolivia, salimos a las calles en unidad de acción conmemorando un nuevo 8 de marzo. Con hartazgo frente a las múltiples violencias sistémicas que golpean con más dureza sobre nosotras, manifestamos:

1. Denunciamos que las mujeres trabajadoras en Bolivia enfrentan una dura realidad de explotación acentuada. Por un lado, enfrentamos la desigualdad salarial que hace que los hombres en el país perciban un 47% más de ingresos que sus pares mujeres, por el mismo trabajo realizado. A esto se suman las dobles jornadas de explotación, por todas las tareas de cuidados no remuneradas, desde el trabajo del hogar hasta todas las tareas de la vida reproductiva.
¡Igual trabajo, igual salario!
¡Las mujeres trabajadoras nos organizamos contra toda explotación y las dobles jornadas!

2. Además, la crisis socio-sanitaria ha hecho evidentes las exposiciones sin contemplación y con una alta precariedad de las trabajadoras de primera línea, quienes día a día arriesgan su vida en la mayor parte de los casos sin básicas condiciones de bioseguridad y con sus derechos laborales altamente vulnerados. Esto mientras el sector privado de la salud lucra y se enriquece en plena pandemia, buscando solo sus beneficios económicos a costa de la vulnerabilidad de sectores más empobrecidos y dentro de ellos, las mujeres, que terminan en mayor riesgo y abuso económico.
¡Exigimos condiciones óptimas y respeto a los derechos laborales de les trabajadores de primera línea!

3. Denunciamos que día a día las mujeres son víctimas de feminicidios, cometidos con una escalofriante brutalidad y violencia como muestra del castigo patriarcal contra los cuerpos de las mujeres. Solo el año 2020 se contabilizaron 113 feminicidios y en lo que va del 2021 son más de 20 las vidas arrebatadas por la violencia machista. Desde el Estado y gobiernos, no se toma ninguna acción efectiva ni suficiente: exigimos acciones urgentes y reales para prevenir y frenar estos hechos. Lejos de ello, el aparato judicial y el Ministerio de Justicia, con su “justicia” mercantil es cómplice, junto a la policía, los SLIMS y DNNAs, de la impunidad y revictimización que sella la aplastante mayoría de denuncias de violencia física, sexual, psicológica y feminicidios.
¡Contra toda violencia machista! ¡NiUnaMenos!
¡Justicia por todas nuestras muertas!

4. Denunciamos la continuidad del voraz modelo extractivista, sostenido para mantener a las elites económicas mundiales y nacionales; las transnacionales y las necesidades mercantilistas de los grandes países. Los Gobiernos y el Estado profundizan este modelo, que golpea con gran dureza a las poblaciones históricamente empobrecidas, racializadas y discriminadas, dentro de las cuales las mujeres son las más afectadas, con dobles impactos que incrementan sus cargas de trabajo, deterioran sus condiciones de vida y las someten a mayores niveles de violencia.
¡Las mujeres también nos organizamos contra el capitalismo extractivista!

5. Alertamos sobre la avanzada de una extrema derecha fortalecida sobre todo desde el golpe de Estado del 2019, instalado con violencia extrema con las masacres de Senkata, Sacaba y Ovejuyo, hechos impunes hasta el día de hoy gracias al poder que han conquistado y los pactos que han sostenido con el gobierno. Ante esto, exigimos juicio y castigo a los responsables materiales y políticos. En el proceso de las elecciones subnacionales, después de haber obtenido más fuerza en la bancada nacional, se han presentado además candidatos abiertamente, fundamentalistas, ultrareligiosos, conservadores y antiderechos, posicionados contra los avances del movimiento de mujeres y lesbianas, gays, bisexuales, hombres y mujeres trans y disidencias.
¡Contra el avance de sectores antiderechos!
¡Por justicia para las masacres de Senkata, Sacaba y Ovejuyo!

6. Denunciamos que ese proceso de avanzada fascistizante, ha conllevado incluso amenazas directas contra diversas activistas feministas, como ser el caso de falangistas que hostigan mujeres organizadas en Sucre y la Resistencia Juvenil Cochala contra compañeras en Cochabamba. Alertamos que estamos unidas ante cualquier agresión contra nuestras compañeras:
¡Si tocan a una, respondemos miles!

7. Denunciamos que el Estado condena año tras año a aproximadamente a 480 mujeres a la muerte por abortos mal practicados. La ilegalidad de esta práctica constituye una vulneración a nuestros derechos sexuales y reproductivos, siendo además un hecho de violencia letal que arrastra a la muerte a las mujeres con menos acceso a los altos costos de un aborto seguro. Para decir NiUnaMenos también hay que legalizar y despenalizar el aborto. Este año, tras agruparnos a nivel nacional para construir nuestro proyecto de ley, nos manifestamos con mucha más fuerza por este derecho:
¡Ni Una Menos por Aborto ilegal! ¡Niñas No Madres!
¡Educación Sexual Integral para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, libre, seguro y gratuito para decidir!

Frente a todo ello alzamos la voz y salimos a las calles desde todas las latitudes. No tenemos nada que celebrar:
¡Nos sobran motivos para organizarnos! ¡Únete a este gran 8M!
Convocatorias nacionales generales:

  • La Paz: Marcha/Sede COB – 10:00 am
  • El Alto: Mitin/Cruce Viacha – 8:00 am
  • Cochabamba: Marcha/UMSS – 17:00
  • Sucre: Plantón/Plaza 25 de Mayo 18:30
  • Santa Cruz: Plantón/Plaza 24 de Septiembre – 16:00
  • Tarija: Marcha/Casa Crearte – 16:00
  • Oruro: Marcha/Parque de la Unión – 15:30
  • Potosí: Plantón/Plaza 10 de Noviembre – 12:00
  • Trinidad: Encuentro de Mujeres Trabajadoras/Colegio Médico – 15:00

Fuente: http://www.laizquierdadiario.com.bo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.