La maravilla: face, twitter, whats, zoom…

Estamos comunicados sin parar, nos mandamos fotos, mensajes, textos, pensamientos, chistes, y nos reunimos para divertirnos, para estudiar, hacer conferencias…

Y allí está escondido el diablo. Lo que intercambiamos aparentemente entre amigxs, conocidxs, interesadxs del tema, puede leerlo/verlo también cualquier principiante de informática o autodidacta en intervenir redes sociales. Estas apps no tienen la más mínima protección de privacidad. Tampoco son estables, es decir, si por x-razones estás molestando al estado -por ejemplo-, te cortan tu acceso a la “libre” comunicación.

Si estás dudando de tanta “persecución”, te recomendamos hacer memoria. ¿Cómo has bajado estas apps? ¿Google playstore, p.ej.? ¿Te pidieron un correo electrónico? El camino que hayas elegido, si te han pedido un correo electrónico para confirmarte con un código de acceso, chazz. ¡Estás registrado!

Buena gente que somos no tenemos nada que ocultar, entonces ¿qué me importa? ¿Realmente te deja indiferente que personas desconocidas lean tus cartas de amor, vean tus fotos íntimas, estudien tus debilidades y tus costumbres?

Lo último lo usan empresas comerciales. ¿No has recibido de repente muchas ofertas de autos, de zapatos, de viajes…, porque alguna vez has mostrado tu interés en eso?

Ni hablar de gente mal intencionada, que te libera de tus ahorros…

¿Y en lo político?

Si quieres comunicarte más seriamente con compañerxs y amigxs o hacer averiguaciones vía internet, te recomendamos “Tor”, una app donde te dan otro IP, es decir tu dirección de donde te estás comunicando ya no aparece (tu compu, tu celu, tu laptop…). Por lo que nadie puede saber que TÚ has sido el autor de algo. “Tor” no guarda un historial ni nada.

Casi lo mismo ofrece el navegador “Opera”. Allí tienes que fijarte nomás que el VPN esté activado (para cambiar tu IP) y cuando termines tus cosas debes borrar el historial, pues si algún desconocido tiene acceso a tu celu, a tu laptop… puede ver tus actividades allí. Ambas apps son gratuitas.

Más recomendaciones y detalles en: https://ssd.eff.org/es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.