Murió el VERDUGO y NARCOTRAFICANTE Luis Arce Gómez

En 1980 el exmilitar protagonizó junto con Luis García Meza uno de los golpes más cruentos en la historia del país.

Amenazó a los políticos y activistas: “Todos aquellos elementos que contravengan al decreto ley tienen que andar con su testamento bajo el brazo, porque vamos a ser taxativos, no va a haber perdón”, dijo.

Su palabra se cumplió cinco meses después cuando un comando de ese ministerio llevó adelante lo que se conoció como “la masacre de la calle Harringtón”, donde perecieron ocho dirigentes del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR). 

Los otros hechos sangrientos de los que fue responsabilizado fueron las muertes del líder socialista, Marcelo Quiroga Santa Cruz, que también despareció en el asalto a la COB el 17 de julio de 1980; el otro hecho fue el asesinato del padre Luis Espinal que ocurrió poco antes de ese golpe de estado.

Detuvieron a cientos de periodistas y a balazos cerraron el “Semanario Aquí”.

Durante el régimen de García Meza 97 personas fueron asesinadas y otras 27 desaparecieron.

Después de cumplir una condena de 15 años en EEUU por delitos de narcotráfico, el exmilitar fue extraditado y llegó a Bolivia en 2009 y desde entonces estaba en Chonchocoro.

En 2010 había empezado una negociación con las autoridades judiciales para revelar el sitio en el que se encontraba el cuerpo del líder socialista Marcelo Quiroga, asesinado en julio de 1980. 

 


Durante el Gobierno de Evo Morales se habló de la apertura de los archivos de las FFAA. Se formó una comisión de la verdad sobre los desaparecidos y en 2012 un grupo de víctimas de las dictaduras se instalaron en El Prado de La Paz, frente al Ministerio de Justicia y permanecen en el lugar desde entonces sin conocer respuestas de los gobiernos y menos de su verdugo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.