Que nos toca hacer

  • Reconducir el proceso de cambio, partiendo de reconocer los errores y hablar sobre las deficiencias cometidas durante estos 14 años que se administró el estado.
  • ¿Qué nos demostró este año de gobierno golpista y fascista? Primero tuvieron como objetivo principal desmontar lo logrado en conquista social, el reconocimiento de nuestros símbolos y la visibilización de los marginados de este país.

El odio que nos hizo ver la clase dominante, esa ira contra nuestro pueblo tratándolo como en los años 50 y 60 como si nada hubiese pasado hasta hoy, ignorando los logros obtenido a pecho descubierto y poniendo como siempre los muertos; 37 muertos en menos de Senkata y Sacaba.

  • Reconduciendo el proceso de cambio, pues, no es suficiente constitucionalizar las conquistas sociales ni transcribir en la constitución que somos un país diverso y con economía plural, porque el negacionismo derechista hace aguas la constitución y las leyes y de un plumazo borra lo escrito y hace lo que sus intereses les ordenan, por tanto evaluar esta coyuntura e ir al empoderamiento por parte de la población de las leyes y recuperación de nuestras riquezas naturales, el gas, el litio, los minerales.
  • Lo que deberíamos plantear es la reversión de las grandes tierras unas ociosas (tierra de engorde) otras productivas y entregarlas al campesino pobre organizado, sea en cooperativas u organización comunal y no sea entregada de manera individual.
  • Generar debate Nacional en decisiones importantes y fundamentales en nuestro estado.
  • Generar información que las decisiones no sean en las alturas y bajen a las bases los problemas y se geste el apoyo de tal manera que sea el pueblo informado defiendan contra todo tipo de privatización y venta de nuestros recursos naturales y no nos impongan modelos económicos neo liberales sin resistencia alguna y generen más hambre y miseria.

Fuente: Miguel, un seguidor de Wiphala Rebelde

One comment

  1. Uno de los primeros errores que debe corregir el MAS es el cuoteo político que se dio en las últimas etapas previas al golpe de estado. Se debe evitar dar espacios y cargos institucionales a quienes llegan por interés y no por el proyecto. Precisamente los primeros fueron los que terminaron amputando la autocrítica y convirtiendo al MAS en un partido sin capacidad de canalizar la crítica interna y externa. Hoy se hace necesario que quienes ocupen las carteras de estado sean quienes a pesar de la persecución, del intento de proscripción, de las agresiones se mantuvieron firmes e hicieron frente al golpe y de aquellos hay pocos. Ya con eso se debe pensar en una segunda etapa en la que las futuras autoridades de gobierno sean elegidas a través de mecanismos de deliberación con las organizaciones sociales y sectores afines, sean en cumbres o encuentros populares. Se debe olvidar por completo la lógica del beneficio sectorial y consolidar el trabajo por el proyecto político.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.