¿Quién es Salvador Romero, presidente del TSE?

¿A qué juega? Salvador Romero aparece en los cables revelados por WikiLeaks que demuestran su vínculo con el Departamento de Estado norteamericano y con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, conocida por sus siglas en inglés: USAID. A través de la USAID, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) canaliza fondos para operaciones políticas contra gobiernos no alineados a EEUU. Por otra parte, los cables revelan que Salvador Romero era informante del ex embajador estadounidense Philip Goldberg (2006-2008), quien fuera expulsado de Bolivia por Evo Morales acusado de conspirar contra el gobierno.

La USAID financió “charlas” de Salvador Romero en contra de Evo Morales en el pasado. ¿Dónde está su supuesta neutralidad política? Por otro lado, los estrechos vínculos con Carlos Mesa, candidato a presidente por Comunidad Ciudadana (C.C.) se exponen en las fotos que circulan en redes sociales. El 2003 Salvador Romero fue designado como presidente de la Corte Electoral (CNE) por Carlos Mesa, quién era presidente de Bolivia ese año. Evo Morales había denunciado que ese ente electoral era un órgano manejado por los Estados Unidos.

Romero en Honduras

Un dato revelador para comprender el contexto actual de Bolivia, es la participación de Salvador Romero en la persecución y proscripción contra el ex presidente Manuel Zelaya en Honduras y su legitimación de los fraudes posteriores. Romero fue enviado por EEUU a Honduras tras el golpe y fue designado director del Instituto Nacional Demócrata (NDI) entre el 2011 y 2014.

¿Qué es la NDI? El Instituto Nacional Demócrata es un canal de financiamiento, que apoyó a los grupos opositores del proceso de cambio, pero se hace llamar una organización “no gubernamental política” de EEUU, fue creada en 1983 como parte del programa “Apoyo Nacional a la Democracia” del congreso estadounidense y está financiado por USAID.

Desde que Salvador Romero llegó a Honduras, la derecha siempre ha ganado las elecciones, mediante fraude apoyado por EEUU y la NDI, financiada por la Fundación Nacional para la Democracia (conocida como NED por su sigla en inglés) que depende de la USAID.

La NED es otro canal de financiamiento de proyectos y grupos para realizar golpes de estado, entre sus acciones se encuentra el uso de jóvenes para provocar desestabilizaciones, casualmente los grupos paramilitares en Bolivia están integrados por jóvenes universitarios. Financió a partidos políticos y oenegés opositoras a presidentes populares.

NED, USAID, NDI, etc., diferentes nombres por sus siglas en inglés, con un mismo fin, imponer los intereses de EEUU en los países que no se alinean a sus designios.

Fuente: Esta publicación es un extracto de un artículo escrito por Verónica Zapata en:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.