¿Servimos como ratones de laboratorio?

Las autonombradas, es decir la canciller como pavo excitado y la presidenta con la sonrisa de suegra, agradecen a sus santos por ser elegido Bolivia (y otros países latinoamericanos) para aplicar vacunas anti-COVID.

Los países “desarrollados” están en competencia mortal para elaborar una vacuna contra el COVID –en vez de colaborar/coordinar entre ellos-, para encontrar rápidamente una solución científica. Como siempre hay demasiada plata por medio.

Preocupa que estos países ofrezcan primero a nuestros países esta “oportunidad”. Nosotros, que siempre hemos sido objeto de sus necesidades (materia prima), ahora exponemos nuestros cuerpos.

¿Realmente se tocan el pecho y están conscientes de nuestro sistema de salud más que deficiente y lo que sufre la mayoría en este país?

Tanta duda por el dióxido de cloro, un producto de fácil alcance y barato.

¡NUNCA JAMÁS LES VAMOS A SERVIR COMO RATONES DE LABORATORIO!

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.