Verdades y mentiras sobre el bloqueo nacional

Lunes 10 de agosto, la autoproclamada Jeaninne Añez amanece con el ojo en tinta. Sus invocaciones a la paz y a la concordia, junto a los pedidos de diálogo como parte de su campaña electoral, ya no resultan creíbles ni siquiera para sus ex compinches de la aventura golpista de noviembre pasado. A la reunión convocatoria al diálogo no asistieron los principales interlocutores; apenas, si, un grupo de insignes desconocidos que, además, aprovecharon la ocasión para cantarle verdades que no le gustaron para nada. En suma, el diálogo con el gobierno de facto está en fojas cero; y para salir del incómodo atolladero, la señora candidata ha pedido conformar una “comisión para el diálogo”.

Y es que el bloqueo de carreteras ha sorprendido a propios y extraños por su vigor y rápida propagación. De acuerdo a informes de inteligencia de las propias Fuerzas Armadas, los puntos de bloqueo bordean los dos centenares y ya superan con creces los que se levantaron durante la crisis de octubre de 2003, que terminó con el gobierno de Goni Sánchez de Losada y de los dos Carlos, Mesa y Sánchez Berzaín. Tanto, que el desbloqueo con el uso de la fuerza militar resultaría un baño de sangre sin seguridades de éxito, pues esto enardecería aún más los ánimos.

No todas las regiones son iguales. Sin duda, el occidente está totalmente bloqueado y los movimientos campesinos indígena originarios no darán brazo a torcer; la demanda de elecciones ya ha devenido en el pedido de renuncia de la autoproclamada, al considerarla parte del problema a resolver. No ocurre lo mismo en la región oriental donde, sin duda, se concentra el poder económico y político de la derecha conservadora que quiere alejar por un muy buen tiempo el fantasma de elecciones libres y democráticas que, de acuerdo a la lectura de las encuestas propias, ajenas y muy ajenas, coinciden en darle el triunfo al mismísimo diablo representado por el Movimiento al Socialismo (MAS IPSP).

Es esa derecha recalcitrante que tiene una mirada simplista del problema y que se apega al viejo y ya nada creíble discurso de “unos cuantos masistas” como origen de todo el conflicto. Sin embargo, de tanto repetirse a sí mismos la mentira, terminan por creérsela. Así, el ex favorito del régimen, Fernando Camacho, en nombre de esa derecha cavernaria atrincherada en el Comité Cívico y sus bandas paramilitares en Santa Cruz, amenaza con tomar justicia por sus propias manos, si es que el gobierno no se atreve a desbloquear.

Claro está, fácil es amenazar a inermes campesinos y vecinos que bloquean varias rutas del departamento, más aún si se tiene a favor todo el aparato logístico de la Policía para trasladar a los matones de un lugar a otro a imponer el terror y amedrentamiento pateando a humildes e indefensas mujeres, como lo atestiguan numerosos vídeos que sirven de prueba del matonaje.

Para legitimar los actos vandálicos –contrastando las amenazas de Camacho–, debe hablarse en nombre del pueblo y de valores humanos. Así, sin rubor alguno, un subgobernador provincial que forma parte de esa derecha cavernícola, ha exteriorizado su satisfacción por la labor dizque “disuasiva” de la Policía y por el buen sentido de los que bloquean, que habrían admitido las “razones” para vivir en paz. A ello, por supuesto, la prensa ha dado generosos espacios, mostrando la “cordura” de “ambas partes”, pero ocultando maliciosamente el terrorismo de Estado que se practica impunemente.

El desmentido viene con nombres y apellidos, de una fuente absolutamente responsable: la Defensoría del Pueblo. El reporte señala que “La Delegación Defensorial de Santa Cruz verificó que tres heridos de bala fueron traslados desde la comunidad de San Martín del municipio de San Ignacio de Velasco al Hospital de San Julián. Y que posteriormente, dos de ellos fueron derivados a la Clínica «Manantial de Vida» de Santa Cruz por presentar un cuadro médico de gravedad”.

“Los derivados son Ever Alba de 17 años de edad y Octavio Carballo Colque de 27 años de edad. El primero presenta herida de arma de fuego en la región inguinal izquierda y de acuerdo con la ecografía sufre peritonitis como consecuencia de la herida de bala. Éste requiere intervención quirúrgica urgente. El segundo también tiene herida de arma de fuego en flanco derecho, también está con peritonitis por la herida del arma de fuego e, igualmente, requiere intervención quirúrgica urgente. El tercer herido es Aniceto Yale Garnica de 32 años de edad y presenta lesiones múltiples superficiales en el tórax, abdomen, glúteos, músculos y brazos. Aunque, según el informe médico, no reviste gravedad y hoy se le extraerán las balas”.

Huelgan los comentarios. Cada día suman más los puntos de bloqueo. Para mañana martes 11 de agosto, la Federación de Campesinos de Pando se suma a la ofensiva popular, a despecho de la propaganda oficial y oficialista. Añez tiene los días contados.

Fuente: Xavier Contreras en Insurgentes

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.