Y ahora ¿qué? Jich’asti kunasa

ANTI-MASISTAS llamamos a votar por el MAS en las próximas elecciones 2020

¿Locos?           ¡NO!

Desde que la Sra. Áñez, la autonombrada presidenta y su entorno manejan el país a base del odio racial (nos nombran a la mayoría del pueblo como “salvajes”) imponiendo medidas antidemocráticas y anticonstitucionales, con maniobras para volver a privatizar empresas estatales, la persecución indiscriminada de opositores, la expulsión de médic@s cuban@s, la invitación a la DEA y USAID de EE.UU. a retornar a Bolivia, la salida “diplomática” de organismos internacionales para la integración de nuestro continente, tenemos que repensar la situación actual y actuar.

Y desde el silencio casi total de los autonombrados “demócratas” Mesa, CONADE, Chi, hasta Patzi, frente a semejante actitud de un Gobierno “interino”, cuya única tarea es la organización de nuevas elecciones y de tribunales electorales, estamos pensando en opciones.

Ahora vuelven los personajes con sentencias judiciales al país como Manfred Reyes Villa, Mario Cossio, Branko Marinkovic, y ninguna institución judicial hace algo.

La “interina” se presta para ser candidata y cualquier de los “aspirantes” lo hacen sin ideología, sin compromiso. Nada nuevo, pues, sí o sí, los que no estuvieron en el poder durante muchos años,  quieren agarrarse al poder.

A nadie interesa hacer algo por nosotros, que somos pueblo.

Entonces, votar en nulo, blanco o no participar en las próximas elecciones, dejaría en mano de “estos” TODO lo que quieren: privatización de empresas estatales –agua, electricidad, gas, etc.; apoyo indiscriminado a la industria agrícola y ganadera, ampliación de la frontera agrícola, uso descontrolado de transgénicos, hasta hacer una nueva constitución, donde el pueblo NO será ni consultado ni respetado.

Tenemos que reconocer, que ya el MAS abrió las puertas a la agroindustria, los transgénicos y la energía nuclear. ¡Un error tremendo!

Aún así, ¡¡¡no nos deja otra opción!!!! ¡Tenemos que hacer un frente a este bloque de derechistas hasta fascistas!

Nuestro apoyo al MAS no significa por nada nuestro acuerdo con todo lo que hizo el MAS, sino es la expresión del rechazo total contra racistas, antidemócratas, proimperialistas y vendepatrias.

¡No podemos permitir, que vuelvan con la Biblia bajo el brazo y la espada (ejército) en la mano a oprimir a nuestros pueblos!

Tenemos que tragarnos esta píldora. PERO, nos sanaremos, nos reorganicemos con nuevas ideas y propuestas integradoras y libertarias.

¡Volveremos y seremos millones!

2 comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.