¡DEMOCRACIA! ¡FRAUDE!

Estoy harta de este grito “democracia” de esta gente minoritaria, la cual no tiene la más mínima idea de lo que significa esta palabra y es la misma gente que grita “fraude”.

Estoy harta de medios de comunicación, que dan un espacio inmenso para mostrar unxs cuantxs perdidxs encintando edificios públicos o haciendo “barricadas” entre 10 redículxs.

Estoy harta de la atención que da la prensa y la derecha, a un equivocado dirigente que pide milicias armadas.

Después de su golpe, estos “demócratas” tuvieron 11 (¡once!)  meses para mostrar a nosotrxs, lxs “ignorantes”, lo que es democracia, transparencia, no corrupción, fortalecer a la pequeña y mediana empresa, responsabilidad frente al virus… ¡Fracaso total! Más bien destruyeron empresas estatales –ojalá no completamente-, frenaron proyectos productivos en proceso, cortaron relaciones internacionales importantes para el fortalecimiento de nuestro continente… Y como colmo robaron; pusieron a sus familiares y amiguitos en puestos decisivos; nunca aclararon las matanzas Senkata y Sacaba; nunca nos llegaron los respirados comprados con nuestra plata; sí llegaron armas para oprimir al pueblo, también con nuestra plata y parte de esta a sus bolsillos….

Como no entienden lo que es democracia, obviamente hablan de fraude, es decir no quieren aceptar que en este país lxs odiadxs “indixs” son la mayoría. Estos “bárbarxs” han despechado a varios gobiernos, que tampoco tuvieron la más mínima intención de ubicarse en la realidad boliviana.

“Democracia” es ¿no respetar a la mayoría del pueblo donde vivo? “Democracia” es ¿”soy superior sí o sí”, entonces gané?

Medios de comunicación y los perdedores electorales calientan la cuestión de los 2/3, sin explicar bien, que no se trata de poder hacer leyes, sino cambiar cuestiones administrativas, es decir poder funcionar, es otro intento de convulsionar el país. Este país está en ruinas económicas. Necesita decisiones bien pensadas, rápidas, sin obstáculos administrativos.

¿Una auditoría de las elecciones? El presidente del TSE fue nombrado por la misma Autonombrada, pues ella sabía de su papel en Honduras y USAID (ver página anterior en Wiphala Rebelde)- hombre de su plena confianza. Más de 300 páginas de la OEA no son un comentario, sino es una auditoria. NO ACEPTAN QUE HAN PERDIDO.

Una democracia debe respetar a las minorías, obvio, pero tampoco puede permitir que minorías disturban decisiones tomadas por la mayoría.

Fuente: nuestra lectora Valentina

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.