Urge la Construcción de una Nueva Agenda Revolucionaria

Apuntes para la lucha

El golpe de Estado, más allá de lo que muchos quieren hacer ver, no se lo ejecutó simplemente al partido del entonces mandatario Evo Morales; por el contrario este golpe se lo dió a la larga lucha de los pueblos, movimientos sociales y sectores populares de este país.

A diferencia de la movilización denominada “pitita”, que solamente tenía como única demanda la supuesta recuperación de la democracia, en los hechos sirvió simplemente de camuflaje para destilar odio racial; los movimientos sociales en su lucha y resistencia de más de 500 años han ido conquistando sus derechos mediante pliegos petitorios, demandas generales y agendas o programas de lucha para transformar y subvertir el sistema.

Si bien las elecciones están planteadas como horizonte para una salida “democrática”, los problemas que tenemos como sociedad no se resolverán con ese simple acto electoral, por el contrario, será la movilización, la toma de calles y la capacidad de demanda de los sectores movilizados lo que hará que se impulse y profundicen los cambios que se vieron interrumpidos por el golpe de Estado.

Por todo lo expuesto es importante construir colectivamente una agenda de insurgencia y de recuperación de la soberanía popular que sea el instrumento referente de lucha, esta agenda debe ser impulsada desde las bases, ya que aún se percibe una burocratización en la mayoría de los dirigentes sindicales de los movimientos sociales.

1) El litio para los bolivianos: pasa por la defensa de este preciado recurso natural y la eficiente industrialización de toda la cadena productiva

2) Sistema Único de Salud gratuito y universal, pasa Expropiación del sistema privado de salud: uno de los sectores más reaccionarios y racistas de la sociedad son los grandes mercaderes de la salud, sin duda será un importante avance para la democratización del acceso a la salud.

3) Descolonización incluye de la policía y las fuerzas armadas, para superar las barreras coloniales institucionales y de blanqueamiento que existen dentro de estas dos instituciones.

Serán algunas temáticas que tiene que contener la nueva agenda de revolucionaria para profundizar la democracia y el desarrollo en Bolivia.

Esta agenda servirá como instrumento colectivo de lucha y guía para los movimientos sociales y a la vez como un mecanismo de control para el nuevo gobierno.

Para finalizar, se debe retomar el sistema democrático organizacional, en la cual las deliberaciones, decisiones y consultas tienen que realizarse en las bases y no unilateralmente en el círculo de dirigentes, en ello radicará la fuerza de la movilización y el éxito de la lucha.

Fuente: destiempos, autor: Daniel Soliz, Ex Dirigente Universitario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.